Cocconing el placer de estar y quedarse en casa

by: Chelo Sanz Categoría: Decoración

cocconing el placer de estar en casa

Cocconing, ¿qué es?: el placer de estar en casa

El “Cocconing” es una nueva tendencia que cambiará tu hogar y la manera que tienes de vivir en tu casa y en tu decoración. Esta tendencia está en proceso de expansión y puede contribuir a sentir tu hogar más cálido.

Esta suerte de retiro casi ermitaño no es algo que podamos disfrutar todos los días, a no ser que cuentes con una casa de campo. Sin embargo, el estilo cocooning también puede ser trasladado a tu hogar en la ciudad. Se trataría de transformarlo en un sitio cálido, cómodo y acogedor, tanto para disfrutar en soledad como para compartirlo en compañía de la familia o de invitados. Un lugar que no apetezca abandonar.


Un hogar del que no se quiera salir

 dormitorio estilo cocconing

Las circunstancias vividas durante la pandemia, nos empujaron a refugiarnos en el hogar, a envolvernos en ropas oversize y a buscar entornos confortables.
No fue solamente un confinamiento puntual obligado, sino que nos ha transformado la manera de vivir, al estar mucho más tiempo en casa, incluso a teletrabajar y fijarnos en detalles que hasta el momento nos pasaban desapercibidos por nuestro ritmo frenético y que hemos puesto en valor al estar muchas más horas en casa, fijándonos por ejemplo en que el sofá no es tan cómodo como parecía, o la ropa de cama que se ha quedado anticuada.
Todo ello ha incrementado esta tendencia, que sirve para expresar la necesidad de protección frente a un mundo que percibimos cada vez más agresivo y rápido.

Faith Popcorn es la creadora de esta corriente, una famosa buscadora de tendencias que ofrece sus servicios a grandes empresas como consultora de marketing.

Según Popcorn, el cocooning consiste en transformar tu hogar en un nido, un espacio donde encontrarte aislado y protegido como los animales en la naturaleza, enfatizando en materiales naturales, enfocándose en la comodidad ante todo, y yendo de la mano del respeto por el medio ambiente y la ecología, en resumen, tomando conciencia de una nueva manera de vivir.

"Cómo en casa, ningún sitio" llevado al extremo

manta con café cocconing

Las claves del cocooning

El cocooning es una llamada a la desconexión del mundo exterior para conectar con uno mismo, alejado del mundanal ruido y las preocupaciones diarias. Adaptar la teoría de esta corriente a tu casa, es una forma de convertir tu hogar en tu refugio.

Buscar un rincón favorito.

Seguro que en casa tienes un rincón especial. Si vas a practicar el cocooning, colonialízalo y háztelo tuyo. Aunque solo sea por un ratito. Relajarse en ese espacio donde te sientes tan a gusto puede ser el perfecto bálsamo antiestrés. Puede ser un sofá delante de la ventana, un puff en medio del salón, o un escritorio privado en el que te sientes a ver tus cosas, o incluso una silla cómoda para escucharte a ti mism@.

Descansar las horas necesarias.

“Cinco minutos más”, remolonear en la cama, esconderse bajo un montón de mantas y edredones, y porque no, desayunar en la cama, disfrutando de ese tiempo sin prisas.

Los cocooners cuidan mucho el espacio del dormitorio y lo decoran solo pensando en máximo confort y calidez. Cada detalle importa, la coordinación de colores, cojines decorativos, muchos cojines, una manta o plaid de pie de cama, cortinas finas y claras que dejen pasar la luz del amanecer…y una luz tenue de una vela o lamparilla de mesa.

relax tomando una taza de te con un edredon

Cocinar alguna receta o pastel.

Un estudio publicado en el Journal of Positive Psychology pone de manifiesto los beneficios de cocinar para el cerebro, porque desarrolla la concentración, la habilidad manual, la paciencia y controla el estrés. Una vez terminada la receta, se siente una satisfacción personal muy elevada y placentera, todo un subidón de serotonina que no querrás dejar escapar.

Jugar o hacer manualidades.

Lo que nunca haces porque no tienes tiempo, es una buena actividad para hacer en tus momentos cocconer. Si tienes niños, sabrás lo placentero que es plantear una actividad colaborativa en familia, unas manualidades o un juego de mesa en el cual se pasa el tiempo sin darse cuenta.

Fíjate en los pequeños detalles.

Tomar una taza de té mirando por la ventana sin pensar en nada. Encender unas velas perfumadas y colocarlas por la casa, o unas varitas de incienso mientras lees. Arroparse con una mantita gustosa a ver una serie favorita, vestida con ropa amplia de algodón o lana sin que nada te apriete. Hacer una siesta en el sofá de más de una hora, sin prisa.

El cocooning invita un poco al aislamiento.

Muchos de los seguidores del cocooning, aseguran que esta forma de aislamiento es la clave para lograr el equilibrio entre el cuerpo y la mente. Incluso en muchos países nórdicos, el cocconing se potencia y muchas son las personas que adoptan este estilo de vida como una forma de protegerse de los peligros que esconde la vida real. Este es quizás el punto más complicado de superar, no asislarse en exceso del mundo y de la sociedad.

Escoge detalles que inspiren los sentidos y las emociones y práctica el cocconing sin convertirte en un ser asociable.

-       

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
  • Registro

Nueva cuenta