Cómo decorar una habitación al estilo Montessori

by: Chelo Sanz Categoría: Niños

habitacion montesori

Claves para crear una habitación infantil al estilo Montessori

El método Montessori es un modelo de educación centrado en el niño, en su deseo innato de aprender a interactuar en su entorno. Esta filosofía se basa en cinco conceptos: libertad, accesibilidad, autonomía, simplicidad y orden. Con estos puntos básicos podrás hacer que la habitación de tu peque sea el entorno perfecto para que juegue, aprenda y tenga total autonomía para relacionarse con su entorno y ayude a tu hijo o hija a ser más independiente de una forma didáctica y segura.

Los muebles estilo Montessori

Si hay algo que caracteriza una habitación Montessori nada más verla es la cama, en el suelo o lo más cerca del suelo que se pueda. Es una forma de que los peques puedan ser autónomos y tengan más libertad cuando dejan la cuna de bebé. Además, el riesgo de que caigan de la cama y se hagan daño es totalmente nulo gracias a su baja altura.

Los demás muebles como armarios, cajoneras y estanterías deberán estar adaptados a la altura de los niños haciendo hincapié en que sean totalmente accesibles para que puedan coger su ropa, los juguetes con los que quieran jugar o sus libros preferidos. Si no es posible ya que la habitación es pequeña o dispones de un armario empotrado, intenta que algún punto de la habitación sea accesible para ellos, por ejemplo, los juguetes y los libros. Así podrás empezar a enseñarle a coger y recoger sus cosas y más adelante ya lo hará él de manera autónoma.

Por seguridad, ancla los muebles a las paredes para evitar posibles accidentes y disgustos. Utiliza estanterías abiertas y almacenaje con ruedas para los juguetes, será después más fácil recoger.

cama baja estilo montesori

El suelo de la habitación.

Es muy importante que el suelo sea cálido y libre de obstáculos. En el método Montessori, menos es más y, por tanto, no deberías tener en la habitación y mucho menos en el suelo, cualquier cosa que pueda dañar a tu peque.

Para ello, una solución muy buena y que caracteriza también a todas las habitaciones Montessori es colocar alfombras. Este elemento no solamente será decorativo, también será una ayuda para que la criatura pueda jugar en el suelo, encima de la alfombra. Existen algunas con circuitos de coches, con juegos tradicionales, etc.

Las paredes

En las habitaciones Montessori, las paredes adquieren un protagonismo único ya que será el lugar donde colocar láminas, espejos e incluso una pared pintada con pintura de pizarra para que los peques puedan encontrar allí una forma de expresarse y estimular su creatividad.

Para las paredes, se recomienda utilizar papeles, texturas y telas que el niño pueda tocar, contemplar y descubrir. Además, un espejo a su altura será perfecto para que pueda empezar a reconocerse y a ser más consciente de sí mismo.

Los colores

La paleta de colores más adecuada para los dormitorios Montessori se mueve entre colores cálidos que invitan a la calma y al descanso en tonos neutros y suaves, perfectos para decorar habitaciones que puedan servir durante toda la etapa de crecimiento de tu peque. Aunque los colores vivos son atrayentes y grandes aliados para el desarrollo del niño, intenta reservarlos para puntos concretos como un rincón de lectura, por ejemplo.

Si te gusta algún color en concreto, elige los tonos más pastel y suaves para pintar las paredes de la habitación Montessori. Por ejemplo, con el color verde podrías utilizar un menta suave que queda genial y va a seguir de moda cuando tu hijo o hija se haga más mayor.

Textiles y juguetes Montesori

La ropa de cama del peque también es importante ya que, deberá tener autonomía de poder ir haciendo su cama a medida que vaya creciendo. Hacer la cama será una rutina que deberá ir adquiriendo con el tiempo y esta tarea deberá ser sencilla, por eso la importancia de unos textiles fáciles de manejar, con poco peso y, cómo no, con dibujos infantiles que lleven a volar su imaginación. Los edredones ajustables y los sacos nórdicos son perfectos para ello, la cama se queda hecha muy fácilmente y los papás y las mamás se quedan tranquilos de que su peque va a dormir tapado toda la noche.

Puedes incluir en la decoración cortinas infantiles a juego, cojines de decoración y mantas infantiles que ayuden a crear un ambiente más acogedor tanto en la cama como en, por ejemplo, el rincón de lectura.

Para los juguetes, evita plásticos. Utiliza juguetes fabricados en madera o tela, que activen su imaginación y creatividad. Puedes organizarlos en cajas con ruedas y que no tengan tapa, para ganar en autonomía de tu peque, él mismo podrá cogerlos y volver a guardarlos, un buen inicio para inculcarle el orden de la habitación de una forma lúdica.

 

Así que, si quieres que tus hijos e hijas crezcan y se desarrollen desde un punto de vista independiente, súmate a la filosofía Montessori y bríndales la oportunidad de descubrir el mundo por su propio pie. Haz de su habitación el entorno perfecto para un desarrollo positivo de sus habilidades, un entorno limpio, bonito, sencillo y ordenado en el que poder jugar, aprender y crecer feliz.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
  • Registro

Nueva cuenta