El truco egipcio para dormir fresco

by: Chelo Sanz Categoría: Consejos

truco egipcio para dormir sin calor

¿Funciona el truco egipcio de humedecer las sábanas para dormir?

Dormir con calor es muy difícil. Un ventilador al uso muchas veces no funciona y, aunque parezca mentira, el aire acondicionado a la noche no es una buena solución ya que sube la factura de la luz y perjudica a las vías respiratorias. Ahora ha llegado la solución definitiva para esas noches de verano horribles en las que no paras de dar vueltas a la cama: el método egipcio.

Por muy extraño que parezca, es más sencillo y lógico de lo que parece, simplemente tenemos que pensar en qué quita el calor. Si tu respuesta es «agua», es correcto. En eso se basa este método: los antiguos egipcios mojaban las sábanas y la ropa de cama antes de acostarse para que se mantuvieran frescos a lo largo de la noche.

Para lograr conciliar el sueño y dormir fresquito puedes poner en práctica el conocido como método egipcio, una curiosa técnica muy sencilla para bajar la temperatura del cuerpo al meterte en la cama.

dormir con mucho calor

¿Cómo aplicarlo? Es muy fácil, te lo detallamos.

La clave de esta técnica consiste en utilizar sábanas húmedas y frías en tu cama, de forma que puedas bajar la temperatura de tu cuerpo. 

Lo que hay que hacer es introducir las sábanas superiores de la cama en agua fría, no deben chorrear ni estar empapadas, hay que escurrirlas hasta que tan solo queden frescas y húmedas. 

Otra manera aplicar el método egipcio es usar toallas húmedas enfriándolas en la nevera.

Si te parece engorroso poner las sábanas húmedas, también puedes usar toallas húmedas y frías o compresas o paños húmedos enfriados en la nevera. Los puedes aplicar en el cuello y en la cara y así bajar la sensación térmica nocturna.

Poner un ventilador en la habitación hemos dicho que a veces no funciona, pero sumado a este método y enfocándolo de cara a la cama puede ayudar a aumentar la sensación de frescura.

Al día siguiente de aplicar el método egipcio verás que la cama estará casi seca, pero habrás aprovechado la humedad durante la noche para refrescarte.

Si el método egipcio no te convence, también puedes probar con los siguientes trucos para lograr descansar como es debido.

Ducha refrescante

Antes de ir a dormir, si hace mucho calor, puedes ducharte con agua tibia. Nunca te duches con agua muy fría porque al salir de la ducha notarás mucho calor. Tampoco uses agua muy caliente porque no será nada agradable si la temperatura del ambiente ya es alta y lo que pretendes es refrescarte.

Usar enfriadores de botellas en la almohada.

Una rápida solución sería utilizar enfriadores de botellas, o ice packs para el dolor, sacados directamente del congelador y meterlos entre la almohada y la funda. Esta solución es la más rápida para conseguir dormirse rápidamente.

¿Te animas a probar este método? Descansarás como la mismísima Cleopatra.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
  • Registro

Nueva cuenta