Trucos para mantener las toallas suaves

by: Neus Blasco Categoría: Organización y orden

trucos para lavar toallas

¿Cómo lavar las toallas para que queden suaves y libre de gérmenes?

Hay pocas sensaciones más placenteras que utilizar una toalla recién lavada, suave, perfumada y con la tranquilidad de que está profundamente limpia y libre de gérmenes.

¿Alguna vez has pensado que tus toallas han dejado de ser suaves y empiezan a ser rasposas y nada agradables a la hora de secarte? Seguro que sí, esto ocurre cuando el lavado y secado de la ropa de hogar no es el adecuado. A los trucos infalibles para lavar la ropa y conseguir una colada impecable se suman los específicos para las toallas. Si quieres que tus toallas se mantengan suaves y esponjosas lavado tras lavado, toma nota de estos sencillos consejos y disfruta de una larga vida útil para tus toallas.

Antes de empezar es importante elegir las toallas más convenientes. Intenta comprar toallas de calidad porque después eso va a influir notablemente en su durabilidad y su eficacia. Ten en cuenta la composición de algodón y que sea de rizo peinado mejor que cardado o alisado. Para saber qué grosor es el idóneo, busca toallas de algodón de grosor elevado, entre los 400 y 600 g/m2 de gramaje.

como limpiar gérmenes de las toallas

Cómo lavarlas.

Para lavar las toallas necesitas unas directrices muy básicas y fáciles de recordar. Como en cualquier prenda, no mezcles toallas de color con las blancas, puede haber transferencia de colores y dejar tu colada hecha un desastre. Y prepara una carga de toallas solamente. No llenes demasiado el tambor para que las toallas se puedas mover fácilmente y se limpien adecuadamente.

Utiliza agua fría o ligeramente templada, pero, sobre todo, evita el agua caliente ya que hace que las fibras se rompan y los tejidos se estropeen con facilidad. Además, el agua fría funciona mejor con cierto tipo de manchas.

Para conseguir que tus toallas queden esponjosas a la vez que desinfectadas utiliza un poco de jabón con vinagre blanco en el cajetín del detergente. El detergente que utilices tendrá que ser suave y en su justa medida, consulta las especificaciones en el etiquetado. Y, por último, aunque parezca raro, evita utilizar demasiado suavizante. Está comprobado que este producto reduce la capacidad de absorción del algodón y eso haría que tus toallas se estropearan y no secaran bien.

secar las toallas al aire libre para mas suavidad 

Cómo secarlas.

Una vez saques las toallas de la lavadora, sacude cada una para devolverle su forma. Es sencillo y muy eficaz para esponjar el rizo de la prenda. Si vas a ponerlas en la secadora, utiliza el programa específico para toallas para que queden completamente secas y no aparezcan malos olores de humedad.

Si prefieres tenderlas, hazlo mejor al aire libre y sin utilizar pinzas. Cuélgalas por el extremo estrecho y evita ponerlas directamente al sol ya que éste hará que se sequen acartonadas y perderán la esponjosidad que estamos buscando.

Para el secado perfecto colócalas en una zona aireada, que no dé directamente el sol, y que no estén demasiado rato (no las dejes días), hasta que estén completamente secas. Puedes plancharlas, pero sin vapor y asegúrate que, antes de guardarlas, están completamente secas para evitar malos olores en tu ropa de hogar.

limpiar las toallas esponjosamente

Cómo guardarlas

Aunque lo más lógico sea guardarlas en el baño, cerca de donde se utilizan, no es buena idea. El baño es un espacio bastante húmedo y los tejidos en ese ecosistema pueden llenarse de moho y demás. Así que, guarda tus toallas en un lugar seco y fresco, donde no haya humedad. Por ejemplo, puedes destinar algunas baldas de un armario para ello o incluso tener un armario para ropa de cama y textil de hogar. Para guardarlas puedes hacerlo enrollándolas o doblándolas, dependerá del espacio que tengas.

Como consejo final, ya que no utilizamos suavizante en el lavado, si te gusta que las toallas huelan bien puedes poner una bolsita perfumada cuando las guardes en el armario. La lavanda va genial para estos casos: relajante y fresca.

 

El proceso de lavado debería hacerse después de cada uso o semanalmente y te aseguramos que, con un producto de calidad y estos sencillos pasos y consejos tus toallas quedarán impecables: suaves, esponjosas y tan agradables como el primer día.

Ni que decir tiene, que todos estos sabios consejos, también se aplican cuando utilizas albornoces de terciopelo de algodón en lugar de toallas, son trucos igualmente recomendables para lavar el albornoz.

Y tú, ¿cómo lavas tus toallas? ¿Tienes algún truco que quieras compartir?

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
  • Registro

Nueva cuenta